¿Puede cepillarse los dientes demasiado? Excederse con algo bueno

Table of Contents

El cepillado de los dientes es elemento principal para una rutina de higiene oral adecuada. Por esa razón, podría pensar que podría tener mejores resultados si se cepilla más. Sin embargo, los hechos nos dicen algo completamente diferente. Cepillarse más podría no ser bueno para nada. Eso significa que hay un límite para el cepillado. Por lo tanto, ¿puede cepillarse los dientes en exceso?

Aunque nuestros dientes son la estructura más fuerte y duradera en nuestro cuerpo, el estar expuestos a fricción por un largo periodo de tiempo puede desgastarlos. Por esa razón, hábitos como el cepillado fuerte o muy a menudo pueden causar daños serios a sus dientes y a sus encías, mientras trata de protegerlos.

Qué artículo, nos enfocaremos con usted en los síntomas y las consecuencias del cepillado de los dientes en exceso. Entonces, veamos si puede cepillarse los dientes en exceso.

Peligros del cepillado excesivo: señales a las que debe estar atento

¿Puede cepillarse los dientes demasiado? Por supuesto que puede. Sí, ha escuchado correctamente, mucho de algo bueno, de hecho puede ser un fenómeno bastante peligroso para su salud oral. Muchas personas sufren de problemas dentales a pesar de qué tienen una rutina de higiene oral buena. Incluso pueden tener problemas serios como enfermedad de las encías debido al cepillado en exceso. El truco siempre ha sido aplicar la técnica y la frecuencia de cepillado correctas.

Entonces, ¿cómo pueden producirse estos problemas dentales? Cepillarse demasiado puede mostrar en sí mismo varias formas en las que usted puede estar atento de la situación y tener algunas precauciones. ¿Cuáles son los síntomas? ¡Sumerjámonos en los detalles, y exploremos los antes de qué sea demasiado tarde!

Cerdas del cepillo de dientes dañadas

Los cepillos de dientes también tienen un límite de durabilidad. Todos muestran desgaste y daños con el paso del tiempo. Sin embargo, a veces su cepillo de diente puedes gastarse prematuramente como resultado del uso o fuerza excesiva al cepillarse.

Unas cerdas prematuramente desgastadas y deformadas pueden indicar que estás utilizando demasiado el cepillo de dientes. De hecho, otra posibilidad es que el cepillo de dientes es de muy mala calidad. Si ha descartado la segunda opción, es probable que esté cepillando demás sus dientes, lo que es peligroso para sus dientes y sus encías.

Encías rojas, inflamadas y sangrantes

Cepillarse muy fuerte o cepillarse muy a menudo puede causar un daño grave a sus encías. Esto puede causar heridas gingivales. En shock, ya que sustancias son tejidos blandos, necesitas cepillarlas con cuidado. Factores como utilizar un cepillo de dientes con cerdas suaves son muy importantes para proteger sus encías.

Las heridas causadas por el cepillado en demasía pueden progresar y convertirse en infecciones e inflamación. Si a menudo escupe sangre cuando se cepilla los dientes, este podría ser un signo de cepillado en exceso y de las condiciones mencionadas anteriormente.

Dientes sensibles

Nuestros dientes consisten de tres capas separadas. La más externa de ellas es la capa de esmalte. El esmalte dental es la estructura en nuestro cuerpo más dura y más duradera. Sin embargo, al igual que el agua que fluye constantemente puede romper una roca grende, la presión constante y el cepillado pueden desgastar esta capa dura y duradera de los dientes.

Aunque no hay terminaciones nerviosas en la capa del esmalte, estas se encuentran en las capas inferiores. Así, un esmalte desgastado hará que sus dientes sean más sensibles. Si está teniendo sensibilidad dental a pesar de tener una buena rutina de higiene oral, sería útil revisar la frecuencia de su cepillado y la presión que aplica.

Decoloración

El esmalte dental también es la capa que le da el color blanco a nuestros dientes. La capa de dentina que se encuentra debajo es de color amarillento. Si se ha estado cepillando en demasía los dientes por mucho tiempo, esto puede causar que la capa de esmalte se desgaste severamente y que la dentina subyacente gane visibilidad, lo que significa una decoloración.

Si no tiene hábitos como fumar, tomar vino, o café, que pueden causar decoloración, usted aun así podría tener un problema de decoloración, el problema podría ser el cepillado en exceso.

¿Qué pasa si se cepilla los dientes demasiado?

Entonces, ¿qué pasa si no se da cuenta de sus signos y sigue cepillándose en exceso los dientes? Los síntomas anteriores ocurren como resultado de un cepillado excesivo. Un cepillado excesivo continuo aumenta los signos e indirectamente causará problemas más graves. Podemos definirlos del siguiente modo:

  • Sensibilidad: el cepillado vigoroso puede erosionar el esmalte, afectando las terminaciones nerviosas cuando se consumen alimentos fríos o calientes, generando sensibilidad dental.
  • Caries y decoloración: el esmalte protege a los dientes de las bacterias, pero la erosión lo debilita y hace que los dientes sean más susceptibles a la caries. Cepillarse demás puede causar caries y decoloración debido al desgaste del esmalte.
  • Recesión de las encías: la exposición constante a un cepillado fuerte puede dañar gravemente sus encías, causándole que retrocedan con el tiempo.
  • Enfermedad de las encías: como resultado de la recesión de encías, las bacterias perjudiciales con el tiempo pueden llenar los espacios y causar daños en los dientes y las encías. El cepillado en demasía puede causar recesión de las encías, creando un ambiente más favorable para las enfermedades periodontales.

¿Qué hacer con los dientes y encías dañados?

Afortunadamente, incluso si el daño a sus dientes y las encías ha progresado, hay tratamientos disponibles. Por supuesto, debería de ser su prioridad no experimentar estos problemas en absoluto, pero incluso si sus dientes están desgastados y sus encías ha retrocedido debido al cepillado en exceso, aun así hay opciones de tratamiento, Como los tratamientos cosméticos y el injerto de encía. Podemos enumerarlas como ve a continuación:

Tratamiento con flúor

Hace tiempo que se conocen los sorprendentes efectos del flúor en la salud dental. De hecho es un muy buen agente para proteger sus dientes. Además, ese efectivo en la remineralización del esmalte dental, ya que contiene un gran número de minerales. Eso es todo, incluso es posible revertir hematomas menores y abrasiones. Con la terapia de flúor, su dentista puede fortalecer sus dientes hasta cierto punto. También puede contribuir a este proceso usted mismo al comprarse una pasta dental o productos dentales que contengan flúor.

Injerto de encías

No es posible devolver las encías retrocedidas de forma natural. Pese a esto, el injerto de encías puede ser aplicado con una cirugía en el área donde ha corrido la recesión. Esto puede hacerse al extender sus encías hacia el área de recesión, o con el trasplante de tejido de un área a otra. Aunque estas operaciones son menores, solamente pueden llevarse a cabo en clínicas por un especialista.

Tratamientos cosméticos

Existen aparatos dentales cosméticos con los que puede evaluar los dientes que han sufrido daños irreversibles. Los principales son las carillas y las coronas. Para los dientes descoloridos y severamente dañados, su dentista puede darle una mejor apariencia a limar la superficie del diente un poco y ponerlos en su lugar. Básicamente, estos son tratamientos cosméticos, aunque pueden realizar algunas funciones que un esmalte debilitado pierde. Estos buscan traerle devuelta la belleza a su sonrisa.

¿Qué debo hacer para evitar el cepillado excesivo?

Claro, es mucho mejor no llegar al punto de tener que pensar en todos esos tratamientos. Hay una regla muy sencilla. Una rutina adecuada de cepillado. Otra cosa importante es el equipo de cuidado oral que utilice.

Los cepillos dentales con cerdas suaves siempre son mejores. Le ofrecen una mejor limpieza y causan menos daño a sus dientes y a sus encías. Adicionalmente, debería de cepillar sus dientes haciendo movimientos circulares en un ángulo de 45°. Debería de evitar ejercer mucha presión cuando se cepilla.

La frecuencia ideal de cepillado es de dos veces al día. Debería de cepillar sus dientes antes de comer cualquier cosa en la mañana y antes de ir a la cama en la noche. Cepillarse más de tres veces al día es considerado un exceso. Dos minutos de duración son apropiados para estos cepillados. Esto es medio minuto por cada mitad de la mandíbula inferior y superior. En tanto a que preste atención a esos detalles, no debería de tener ningún problema.

Referencias:

Addy M, Hunter ML. Can tooth brushing damage your health? Effects on oral and dental tissues. Int Dent J. 2003;53 Suppl 3:177-86. doi: 10.1111/j.1875-595x.2003.tb00768.x. PMID: 12875306. Enlace

Wiegand A, Schlueter N. The role of oral hygiene: does toothbrushing harm? Monogr Oral Sci. 2014;25:215-9. doi: 10.1159/000360379. Epub 2014 Jun 26. PMID: 24993269. Enlace

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CONTACT US

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.